Acheta Domesticus. Grillo común

Aquí os muestro mi experiencia con la cria de grillos, Acheta Domesticus.

Todo empezó cuando me tuve que regresar a vivir a la casa de mi infancia. Ese verano eché en falta el canto de los grillos y de las ranas que por las noches cantaban en el entorno de la piscina entre los arriates cuando yo era niño.

Entonces me propuse capturar un grillo y una rana, y así fue, me fui distanciandando de mi casa en espiral y sólo pisaba asfalto y asfalto, en lo que en mi infancia eran, campos, solares y olivares. A una distancia de aproximadamente un kilómetro en un parque, conseguí mi grillo. Fue toda una tarea locanizarlo y darle caza en la oscuridad y entre el cesped.

A este grillo, que lo llamé EL GRILLO, le construí una grillera que colgué en el jardín. En otro post explico como contruirla.

Al canto de EL GRILLO, en algunas semanas acudieron otros grillos, dos hembras y dos machos. Los dos machos los tuve que regalar con sus sendas grilleras por compromisos y caprichos ajenos.

Las dos hembras las puse con el macho en un habitáculo adecuado. Se explica en otro post.

Y comenzaron a reproducirse.

Aquí os dejo fotos del proceso de crecimiento:

Hembra adulta reproductiva

Hembra adulta. Grilla
Hembra adulta reproductora comparativa con un centimo de euro. Foto Antonio Berjillos R. Palacios

Huevo recien puesto

Huevo de grillo_Comparativa

Huevo de grillo Acheta Domesticus comparativa con un céntimo de euro. Foto Antonio Berjillos R. Palacios

 

Microgrillo recien nacido

Microgrillo_comparativa

Microgrillo de Acheta Domesticus comparativa con un céntimo de euro recien nacido. Foto Antonio Berjillos R. Palacios

 

Microgrillo con una semana

Microgrillo con una semana_comparativa con un céntimo de euro

Microgrillo de Acheta Domesticus comparativa con un céntimo de euro 1 semana. Foto Antonio Berjillos R. Palacios

 

Microgrillo con dos semanas

Microgrillo con dos semana_comparativa con un céntimo de euro

Microgrillo de Acheta Domesticus comparativa con un céntimo de euro 2 semana. Foto Antonio Berjillos R. Palacios

 

A partir de aquí el grillo crece hasta el siguiente estadio de juvenil donde comienzan a aparecer las alas y el dimorfismo sexual con la aparición del oviscapto en las hembras.

Advertisements